25 de mayo de 2020 Historias

Escrito por José Antonio Perea Unceta

Decía el P. Vicente Gómez Mier -de muy grato recuerdo- en un libro publicado con ocasión del centenario de nuestro colegio (El Colegio de El Escorial, cien años de reformismo, 1875-1975, Madrid, 1976, pp. 13 y 16) que “la distinción del Colegio de El Escorial viene determinada por dos características objetivas y estructurales. Una característica espacial: El Colegio se halla instalado dentro del histórico Monasterio de El Escorial. Y una característica temporal: para su específica misión actual el Colegio ha nacido en 1875, como un proyecto de educación religiosa en medio de un siglo dominado por el agnosticismo”. Esta perspectiva histórica, añade, “no significa petrificarse en el inmovilismo, ni tampoco induce a sustraer la propia contribución al protagonismo histórico. De hecho, el Colegio de El Escorial ha servido durante los últimos cien años de su existencia a una eficiente tarea reformista. Reformismo, pero sin perder nunca de vista las referencias inmutables -tal, por ejemplo, la esencia religiosa del hombre…”. Aunque el espíritu reformista que impregnó la actividad pedagógica de los padres agustinos en sus primeros años -y también en algunos más recientes- sin duda merece una reflexión específica, nos vamos a centrar -brevemente, como exige esta publicación- en el aspecto religioso y exclusivamente en el valor físico y espiritual para los antiguos alumnos del Real Colegio de Alfonso XII de uno de sus elementos más característicos: la Capilla del Colegio.

En nuestra reunión anual, el último sábado de cada mes de mayo, comenzamos, como no podría ser de otra forma, con una misa en la Capilla establecida desde la constitución de la Asociación de Antiguos Alumnos en 1922 para recordar y rogar por los regios fundadores y patronos del Colegio, por los padres agustinos y profesores y por los antiguos colegiales. Es un momento de unión espiritual entre los padres agustinos que actualmente rigen el Colegio y los más mayores que nos educaron y que amablemente ofician la eucaristía en esta emotiva fecha, y los antiguos alumnos y familiares que asisten a esta convocatoria anual. Pero, sin duda alguna, también lo es de recuerdo íntimo de las muchas vivencias religiosas desarrolladas en este espacio tan singular, exclusivo de quienes hemos sido educados en este centro, por mucho que se sitúe en el monumental Monasterio de El Escorial.

En este lugar, pequeño (apenas 250 m2) y sencillo, incluso difícil de encontrar entre los claustros colegiales para quien no lo ha vivido, hemos celebrado las eucaristías semanales y las fiestas religiosas más señaladas del año con nuestros profesores y compañeros, y también -al menos algunos que hemos tenido ese privilegio- la primera confesión, la primera comunión, la preparación para la confirmación y nuestro matrimonio, en este caso en compañía también de familiares y amigos. De esta forma, la Capilla se ha convertido -me atrevo a decir- en la base y en el eje espiritual de nuestra religiosidad, ese lugar inolvidable e inseparable de nuestro corazón, por ser el primero y el que más honda huella ha dejado en nuestra alma. Cada uno expresará de una forma propia este sentimiento tan íntimo, esta forma personal de andar los primeros pasos hacia el Señor y nuestra Madre.

Cientos de horas hemos estado rezando en la Capilla y muchas otras hemos estado observando sus elementos materiales, en ocasiones distrayéndonos (no vamos a negarlo) y en otras buscando un significado a sus frescos.

Debo reconocer que cuando era colegial reconocía el precioso lienzo que preside desde 1927 el altar mayor, la Inmaculada Concepción, pero tan solo tiempo después supe que es una copia de la que hay en el de la Iglesia de la Purísima, del Convento de las Agustinas de Salamanca, obra del maestro José de Rivera (1635), a cuya derecha en el altar salamantino hay por cierto un San Agustín atribuido a Rubens. Todos hemos sentido, igualmente, la presencia del Cristo de bronce de Bernini, instalado en el fondo -y entrada- de nuestra Capilla en aquella fecha, y que he sabido que se trajo de tierras italianas por la Reina Mariana de Austria, segunda esposa de Felipe IV y madre de Carlos II, regalo del Papa Inocencio X (el del famoso retrato de Velázquez).

Más desconocidos son los frescos de las bóvedas y paredes. Como explica el P. Maurino Alonso Cantarino en Nuestro Colegio, estudio histórico-descriptivo (San Lorenzo del Escorial, 1945, pp. 76-80), todos ellos fueron pintados por Adelaido Polo, pintor y restaurador de la Real Casa, según diseño del P. Antonio María Tonna-Barthet en 1909. Representan a Santo Tomás de Villanueva repartiendo limosna a los pobres y San Juan de Sahagún en el milagro del Pozo Amarillo (a ambos lados del lienzo de la Virgen), y escenas agustinianas como San Agustín disputando con los donatistas, Fundación de la Orden Agustiniana, Conversión y bautismo de San Agustín y Muerte de Santa Mónica, y de las Sagradas Escrituras, como la Asunción, Bautismo de Jesús, Huida a Egipto, Jesús entre los doctores y Dejad que los niños se acerquen a mí. Una parte de los frescos fue restaurada por el P. Teófilo Galende, recordado profesor de Dibujo del Colegio, en 1974; del año siguiente es el viacrucis de la Capilla.

Volveremos a rodearnos de estos frescos y de las imágenes de Cristo y de nuestra Madre en cuanto nos sea posible para rezar por nuestros antiguos compañeros y profesores -como Mely Cobo- y por los familiares fallecidos en estos meses de pandemia.

Repasando estas fuentes históricas he encontrado la máxima que se recitaba en todos los actos solemnes de nuestro Colegio desde su fundación, y que usaré como conclusión (prestada) para este breve recuerdo y homenaje a nuestra Capilla: In necessariis unitas, in dubiis libertas, in ómnibus caritas. Especialmente necesario en estos tiempos difíciles. Mis mejores deseos a todos.



25 de mayo de 2020 Historias

El primer columnista que recuerdo es un cura agustino: Leónides Antón de Lucas. Un sacerdote que lo mismo se ponía el alba para celebrar misa, que podaba rosales por Santa Rita allá por mayo, que agarraba la pluma y te escribía una columna en el extinto “Diario Noroeste”.



25 de mayo de 2020 Actividades Junta Directiva

Editorial

Un año más nos dirigimos a vosotros con el ánimo intacto a pesar de la grave situación que estamos sufriendo. A tiempos recios, reciedumbre y esperanza.

Producto de la epidemia nos hemos visto obligados a cancelar la asamblea anual, una decisión ingrata pero consecuente con las circunstancias en las que vivimos.

Queremos enviar un especial saludo a los miembros de la promoción que tendrían que haber celebrado su aniversario y también a todos los antiguos alumnos que, cada mayo, aprovechan la ocasión para reunirse y compartir una jornada de fraterna amistad en el Colegio.

A pesar de lo agraz del momento, el azote del virus ofrece una excepcional oportunidad para la meditación, y desde este boletín queremos hacer una breve reflexión apoyándonos en la inagotable sabiduría que legó un Santo que nos es muy próximo, Agustín de Hipona. A la luz de su doctrina podemos recapacitar sobre la importancia del mundo, ese “mundo” al que en nuestra sociedad se dedica tanta atención, frente a la trascendencia del hombre en su dimensión completa, una antropología cada vez más ignorada. A lo largo del devenir histórico siempre ha habido y habrá episodios que induzcan al pesimismo, durante esos episodios y los tiempos que les suceden, el hombre puede abismarse en su condición terrena o puede buscar la luz que conduce a la bienaventuranza.

Llegará una nueva primavera, volveremos a convocaros a la Asamblea y el Colegio abrirá sus puertas para que entre los muros filipinos celebremos nuestra amistad; mientras tanto, la Asociación de Antiguos Alumnos queda a vuestra disposición con el fin de ofreceros aquello que esté a nuestro alcance y os invitamos con ilusión a que nos hagáis llegar cuantas ideas y sugerencias queráis aportar como fuente de inspiración.

Elevamos una oración por las víctimas de la epidemia.

Junta Directiva de la Asociación de Antiguos Alumnos Real Colegio Alfonso XII

 

LIQUIDACIÓN DE CUENTAS DEL AÑO 2019 Y PRESUPUESTO PARA 2020

El saldo en la cuenta bancaria de la Asociación a fecha 31 de diciembre 2019 era de 826,89 €, más 67,82 € en efectivo en la Tesorería, en total, 894,71 €, como consecuencia del saldo negativo del ejercicio anual de 2019, de 168,13 €.

Se recuerda que las cuotas anuales de la Asociación (30 €) pueden abonarse, preferentemente mediante domiciliación bancaria, aunque también por transferencia a la cuenta de la Asociación (ES03 0049 5186 9429 1607 3137). Para solicitar el formulario para la emisión de recibo bancario se puede solicitar en el correo de la Asociación (antiguosalumnos@colegioalfonsoxii.com). A estos efectos se recuerda que, los recibos se girarán este año en torno al 30 de junio, por lo que es preciso que la solicitud se realice antes.

La liquidación de las cuentas del año 2019, como la de este año, se someterán a la aprobación de la Asamblea General en su reunión de mayo de 2021, debido a la imposibilidad de realizar reuniones presenciales, y, por la misma razón, la Junta Directiva ha decidido un presupuesto provisional sin los gastos e ingresos propios de la reunión anual. De tal modo que la liquidación de 2019 y el presupuesto de 2020 quedan de la siguiente forma:

En cuanto al estado del pago de las cuotas, de los 104 asociados, 58 (56%) han abonado las mismas, mediante recibo (32), transferencia (18) o en efectivo (8). Por lo que hay 46 que este año no la han pagado, pese a los correos recordatorios al efecto. De estos morosos, hay 13 que acumulan 4 años sin cumplir esta obligación estatutaria, por lo que -de no hacerlo tampoco este año 2020- incurrirán en los 5 años de incumplimiento que propuso la Junta Directiva el 1 de marzo de 2019 y acordó la Asamblea General el 25 de mayo de 2019 para suspender la afiliación. Se les comunicará personalmente, para evitar esta suspensión.



25 de mayo de 2019 Historias

Yo puedo hablaros de lo que he vivido en el Colegio, como profesor y como alumno, y de algo que considero notable en este centro: sus gabinetes y laboratorios y los profesores que los hicieron posibles, sus trabajos y sus publicaciones en el ámbito científico.



25 de mayo de 2019 Actividades Junta Directiva

Editorial

A lo largo de los últimos once meses, la Junta Directiva ha continuado trabajando guiada por el espíritu de alcanzar el objetivo que se detalló en nuestro Boletín de mayo de 2018, y que no es otro sino fortalecer la Asociación de manera que, cuando lleguemos a la celebración del Centenario (2022), la futura Junta pueda asumir el reto en las mejores condiciones posibles.

De cara a los próximos dos años pretendemos que la savia nueva que se ha ido incorporando a los órganos directivos vaya aportando frescura e imaginación, y que con ello consigamos ampliar el número de asociados, prestar con mayor eficacia los servicios que ofrecemos y ser más útiles para las nuevas generaciones de alumnos de nuestro colegio.

No es necesario indicar que tan ambiciosos propósitos implican la necesidad de un redoblado esfuerzo por parte de la actual directiva, y que en todo momento debemos tener presente el ejemplo de generaciones pasadas, que, con su trabajo, ilusión y perseverancia, han conseguido que la Asociación navegue durante tantos años.

Queremos aprovechar este boletín para dirigirnos a los alumnos de las últimas promociones e invitarles a que se incorporen al esfuerzo y no duden en hacernos llegar sus sugerencias y propuestas, todo ello encaminado a que cumplamos mejor con la labor que desempeñamos.

El próximo veinticinco de mayo volveremos a reunirnos en el Colegio con el fin de asistir la Asamblea Anual 2019. Un año más tendremos la oportunidad de compartir una entrañable jornada. Deseamos que acuda el mayor número posible de antiguos alumnos, sean asociados o no, y por ello rogamos a nuestros compañeros que den noticia del acto a aquellos familiares y amigos que hayan estudiado en el R.C. Alfonso XII.

Junta Directiva de la Asociación de Antiguos Alumnos Real Colegio Alfonso XII

PROGRAMA DE LA REUNIÓN ANUAL DEL 25 DE MAYO DE 2019

El 25 de mayo, último sábado del mes, se celebrará la reunión anual de la Asociación de Antiguos Alumnos en el Real Colegio de Alfonso XII, con el siguiente programa:

  • 11 h. – Misa, en la Capilla del Colegio
  • 12 h. – Asamblea General de la Asociación, en el Salón de Actos
  • 13 h. – Aperitivo, en el Claustro Bajo o en el Lucernario
  • 14 h. – Comida, en el Comedor de Alumnos del Colegio

A esta reunión anual, organizada por la Junta Directiva de la Asociación con la ayuda y la hospitalidad generosa de los Padres Agustinos, están invitados todos los asociados y sus familiares, así los antiguos alumnos de nuestro Colegio.

Este año cumple 25 años la promoción del curso 1993-1994 y 50 años la del curso 1968-1969. De estas promociones son nuestros compañeros José Alberto Ezquerra (50 años) y Federico Crespo (25 años).

Para la mejor organización del acto, especialmente de la comida, es muy importante confirmar la asistencia, ya sea por correo postal (C/ Joaquín Costa, 3, 4º B, 28200 San Lorenzo del Escorial) o por email (antiguosalumnos@colegioalfonsoxii.com).

Al aperitivo están invitados todos los asistentes por cuenta de la Asociación.

El precio de la comida es de 30 € en general  para asociados, antiguos alumnos y familiares y de 20 € para los asociados que tengan 30 años o menos.  Se abonará en el punto de control e información instalado en el vestíbulo de entrada del Colegio. Quienes lo prefieran pueden abonar la comida mediante transferencia a la c/c ES03 0049 5186 9429 1607 3137 indicando APELLIDOS NOMBRE – COMIDA MAYO. Aprovechamos para indicar que es la misma cuenta en la que se puede abonar la cuota anual de la Asociación mediante transferencia (30 €).

Asamblea General

En la Asamblea General de la Asociación, convocada conforme a las previsiones del Artículo 32 de los Estatutos, en primera convocatoria a las 11:30 y en segunda a las 12 horas, el día 25 de mayo de 2019, se tratarán los siguientes asuntos

Orden del día:

  1. Aprobación del acta de la sesión anterior
  2. Informe del Presidente
  3. Aprobación de la liquidación de cuentas de 2018
  4. Aprobación del presupuesto de 2019
  5. Propuesta de la Junta Directiva para la suspensión de listado de asociados morosos
  6. Ruegos y preguntas

LIQUIDACIÓN DE CUENTAS DEL AÑO 2018 Y PRESUPUESTO PARA 2019

El saldo en la cuenta bancaria de la Asociación a fecha 31 de diciembre 2018 era de 726,36 €, más 336,05 € en efectivo en la Tesorería, en total, 1.062,41 €, como consecuencia del saldo negativo del ejercicio anual de 924,39 €.  El saldo negativo es consecuencia del alto coste del aperitivo, para más de 100 personas, y del bajo nivel de pago de las cuotas, con tan solo 53 asociados (de 129).

Se recuerda que las cuotas anuales de la Asociación (30 €) pueden abonarse preferentemente, desde este año, por transferencia, aunque también por transferencia a la cuenta de la Asociación (ES03 0049 5186 9429 1607 3137) antes del 31 de mayo o mediante pago en efectivo en la reunión anual.



25 de mayo de 2019 Actividades Junta Directiva

Siendo las 12 horas y 10 minutos del día 25 de mayo de 2019, en segunda convocatoria, da comienzo la sesión de la Asamblea General de la Asociación de Antiguos Alumnos en el Salón de Actos del Real Colegio de Alfonso XII.

Asisten unos 20 asociados y en la mesa presidencial estuvieron presentes:

  1. José Antonio Perea Unceta, Presidente de la Asociación.
  2. P. Director
  3. Domingo Perea Unceta, Adjunto a la Presidencia, en funciones de Secretario

Tras abrir la sesión el Presidente, interviene, asimismo, el P. Alfonso para dar la bienvenida del Colegio a la Asociación.

1º) Se aprueba el acta de la anterior Asamblea General, de 26 de mayo de 2018, por unanimidad.

2º) El Presidente da las gracias a los presentes por su asistencia. Seguidamente, informa de que en los últimos doce meses se ha elaborado el boletín de mayo tanto en formato digital (newsletter en la web) como impreso, no así el de Navidad por falta de colaboraciones, que sí ha habido, y agradece, en el de este mes. Se ha entregado el Premio “José Serrano Terrades” a la alumna más distinguido de la promoción de este año, que ha sido Dª Patricia Barceló Vicente

Agradece, igualmente, la gestión realizada por Domingo Perea y el P. Luis Miguel Castro en la organización de esta reunión anual, en la que prevemos una concurrencia de unos 130 antiguos alumnos, principalmente de las promociones de 1983, 1992, 1993 y 1994. Debido a la alta concurrencia a las comidas es necesario concienciarse de que es imprescindible confirmar la asistencia.

Advierte de que en la Junta Directiva de 1 de marzo de 2019 se adoptaron dos decisiones relevantes: 1º) Que el abono general de las cuotas se realice, si es posible, mediante domiciliación bancaria; y 2º) que se suspenda la afiliación de los asociados que tengan pendientes 5 cuotas. La primera se está ejecutando adecuadamente, habiendo ahora mismo 34 cobradas por esta modalidad, siendo el objetivo llegar a 50 para el próximo año. Otras 16 se han pagado ya por transferencia y suponemos que hoy algunas más en efectivo. Del segundo asunto hablaremos después.

3º) Se procede a la aprobación, por unanimidad, de las cuentas de la Asociación correspondientes al año 2018, tal y como constan publicadas.

4º) Se aprueba, por unanimidad, el presupuesto para el año 2019, conforme a la propuesta publicada.

5º) El art. 6 de los Estatutos dispone que para ser socio se debe cumplir, entre otras, la condición de “satisfacer la cuota que la Junta General determine”, siendo -dice el art. 10- un deber abonarla. Aunque el art. 11 permite la expulsión por incumplimiento de las obligaciones sociales, que se atribuye por el 37 a la Asamblea, también es cierto que se concede una facultad sancionadora amplia, que permite otras opciones. Proponemos suspender de afiliación por impago de cinco cuotas y que si no son abonadas antes de la próxima Asamblea se les expulse. Se trata de 22 asociados, cuyos nombres no se reflejarán en el acta publicada en la web en cumplimiento de la LPD (irán en un anexo), que no han abonado las cuotas de 2014 a 2018. Se aprueba por unanimidad.

6º) Ruegos y preguntas: Interviene en representación de la Promoción de 1969 Carlos Mac-Cragh Prujá, para agradecer las gestiones realizadas para la organización de esta reunión anual y para saludar a todos los compañeros colegiales y, asimismo, instar a los alumnos egresados del Colegio a ejercer una misión de liderazgo.

A las 12 horas y 30 minutos se dio por finalizada la Asamblea.

  • Vº Bº El Presidente
  • José Antonio Perea Unceta
  • Secretario Accidental
  • D. Domingo Perea Unceta

 


romero2.jpg

26 de noviembre de 2018 Ilustres antiguos alumnos

Federico Romero Sarachaga, Dramaturgo y libretista de zarzuelas

Alumno del R.C. de Alfonso XII (1899-1901), Vocal de la Junta Directiva de la Asociación de Antiguos Alumnos (1941-48) y Vicepresidente (1948-52).

Natural de Oviedo, pero muy vinculado a la localidad manchega de La Solana (Ciudad Real), Federico Romero Sarachaga, estudió en el R.C. de Alfonso XII, institución con la que mantuvo una permanente vinculación por medio de su Asociación de Antiguos Alumnos y por su amistad y colaboración profesional con otros antiguos compañeros, como con Guillermo Fernández-Shaw Iturralde, dramaturgo y libretista de zarzuelas como él, hijo Carlos Fernández Shaw, con el que también colaboró.

Aunque era Ingeniero de Minas y trabajó posteriormente como telegrafista (1907-17), dedicó su principal actividad profesional a la elaboración de libretos para zarzuelas. Fue además impulsor y consejero de la Sociedad General de Autores (1932) y fue condecorado con la Gran Cruz del Mérito Civil.

La SGAE instauró en 1982 el “Premio Federico Romero” para promocionar y reconocer los méritos en la zarzuela. Entre sus galardonados están Plácido Domingo, Alfredo Kraus, José Carreras y Ainhoa Arteta.

Entres sus obras destacan las realizadas en colaboración con Guillermo Fernández-Shaw Iturralde: La canción del olvido (1916), Doña Francisquita (1923), La villana (1927), La rosa del azafrán (1930), Luisa Fernanda (1932) y La tabernera del puerto (1936).

Estaba casado con Doña Carmen Sánchez Sarachaga.


Asociación de Antiguos Alumnos del

Real Colegio de Alfonso XII

La Asociación puede y debe ser un medio útil no sólo para mantener las relaciones entre los miembros de las mismas promociones sino también para establecer relaciones sociales, profesionales y empresariales entre las distintas generaciones. Los veteranos han de ayudar con sus conocimientos, experiencia y contactos a quienes realizan sus estudios y a quienes inician su andadura laboral y profesional, y todos podemos, sin duda, auxiliarnos en nuestras actividades privadas y profesionales.

Enlaces de interés

CONECTA CON NOSOTROS

A través de los distintos perfiles en redes sociales puedes también mantenerte conectado con la Asociación.
¡Conéctate y participa!


© 2022 ASOCIACIÓN DE ANTIGUOS ALUMNOS DEL REAL COLEGIO DE ALFONSO XII